Alergia primaveral- Rinitis alérgicas

Varices
10 abril, 2015
31 de Mayo, Día Mundial sin Tabaco
1 junio, 2015
Mostrar tot

Alergia primaveral- Rinitis alérgicas

En el artículo sobre la astenia primaveral, indicábamos que una de las patologías más prevalentes de la temporada primaveral es la alergia.

Hay datos que indican que en España hay casi 15 millones de personas que padecen algún tipo de alergia. Las alergias muchas veces se heredan. La contaminación del medio ambiente incluido el humo del tabaco han contribuido al aumento de su incidencia y su desarrollo.

La alergia se considera una reacción exagerada del sistema de defensa del organismo de una persona frente a una sustancia que le es extraña y que para otras es inocua. Además esta patología suele estar emparentada con otras porque pueden aparecer al mismo tiempo o como consecuencia de ella. De hecho, vamos a hablar de la rinitis alérgica que es la consecuencia más frecuente de las alergias primaverales..

Los síntomas de las rinitis alérgicas son muy parecidos a los de otros trastornos y pueden confundirse con resfriados o sinusitis. Normalmente se presenta picor nasal, secreción nasal, estornudos y conjuntivitis.

Es una afección leve, en la mayoría de los casos pero en algunas personas, pueden ocasionar molestias más importantes y originar interferencias en el sueño o  en las actividades diarias: en deporte, ocio, vida laboral, o presentarse síntomas con gran intensidad. En este  último caso puede convertirse en un problema moderado o grave. Además, como apuntábamos antes puede asociarse a otros problemas médicos como eccemas y sobretodo, asma. En casos muy raros la alergia puede producir un shock a la persona afectada.

La alergia se produce cuando  tras ponerse en contacto la sustancia que lo produce a la cual llamaremos alérgeno, en primavera generalmente es polen, el organismo reacciona produciendo unas sustancias que se llaman anticuerpos. Estos anticuerpos se fijan en las paredes de la nariz y a veces en otros órganos: pulmones, piel, etc,. En el siguiente contacto, al llegar el alérgeno al órgano donde están los anticuerpos, éstos provocan la liberación de unas sustancias entre las que se encuentra la histamina que causa los síntomas.

El clima, temperatura y régimen de lluvias, influye mucho en la aparición de las alergias porque determina  el ciclo de las plantas e incluso  la presencia de éstas en determinados sitios. Aunque la mayoría de las rinitis alérgicas cursan en primavera, porque es cuando mayor número de plantas liberan polen puede haber rinitis en otras estaciones dependiendo de la planta a la que uno sea sensible. También hay gente que tiene alergia a determinadas semillas.

Para aliviar las alergias hay que intentar evitar el contacto con los alérgenos desencadenantes Estas son unas medidas fáciles que pueden tomarse:

– Mantener las puertas y ventanas cerradas durante el periodo en el que aparece la sustancia que nos afecta,

– Limpiar los filtros de aire acondicionado porque  suelen acumularse en ellos,

– Tener la ropa expuesta al medio ambiente el menor tiempo posible (no tender o secar la ropa al aire libre).

– Cambiarse de ropa cuando se llega a casa.

– Proteger los ojos del contacto con el polen

–  Lavarse las manos, nariz y ojos de forma habitual.

Además de estas medidas “higiénicas” hay ciertos medicamentos de carácter bastante seguro que  pueden aliviar los síntomas.

Hay otro tratamiento dependiendo de los alérgenos que pueden curar la enfermedad, aunque no siempre, que es la vacunación. Previamente se debe realizar una serie de pruebas que permitan identificar cuál es el o los agentes que nos perjudican y después bajo estricto control médico, poner en contacto el organismo con el alérgeno en cantidades crecientes para lograr que éste lo tolere.

Recuerda que el tratamiento que se da a un paciente no tiene porqué ser apropiado para otro.

Consulta con los profesionales.

( Resumen del folleto Alergias estacionales. Cómo protegerse del polen de Laboratorios Ratiopharm. Puedes pedirnos más información o conseguir tu ejemplar, mientras hayan existencias.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *